3.4.14

La pesadilla: Noah.



Esos días en los que te inspiras para escribir. Esto es un pequeño trozo de historia que tengo hecha con un amigo. Está basado en el mundo de Gaia del juego de rol de Anima. Es una especie de crossover que hicimos y en el que nació Noah. Es un personaje que nada más crearle le cogí cariño increiblemente rápido. Su personalidad y la idea del personaje es algo que no se me había ocurrido hacer antes hasta que tuve la oportunidad hablando y roleando. Algo que me encanta es crear historias y desarrollar personajes... pero no con todo el mundo es posible y algunas cosas se me quedan más muertas que vivas. Esta historia está parada porque empezamos de cero cambiando decisiones y personajes para que no salieran todos y no nos comiera una lluvia de equipos y 50 personajes distintos que utilizar para llevar a cabo una historia que se estaba volviendo cada vez más épica y compleja. Mi propia historia de Go2RockU es un mundo increiblemente grande y que apenas he llegado a desarrollar pues solamente he podido hacerlo sola en algunas ocasiones y luego con un par de personas, más con una que con la otra. Si algún día llego a valer la pena como dibujante, haría un comic, si algún día se me tiene en cuenta para algo más grande, sería un videojuego RPG digno de mención (que es realmente a lo que está enfocada), y si algún día la inspiración divina y mi vaguería me lo permite, sería una serie de libros de fantasía de al menos 4 o 5 volúmenes debido al gran contenido que tiene y que retengo en mi cabeza para mí sola. E aquí un fragmento de un crossover que dio forma a un personaje que ha acabado siendo parte de la historia. NOAH.

********
 Él era mi pesadilla... hecha realidad.
Protagonista de Go2RockU. Se llama Rose Cross.
¿Recordáis cuando de repente perdí el conocimiento debido a una gran herida cuando estaba hablando con vosotros? Aquel dolor intenso que atenazó mi corazón durante horas y días hizo que tuviera aquellas pesadillas. Las pesadillas que yo tenía en el mundo de Gaia no eran normales…los sueños de Gaia eran especiales, aquella dimensión distinta donde todo lo que sueñan sus habitantes se vuelve real. Soñar hizo posible algo que no debería haber ocurrido, algo que hizo que un ser horrible consiguiera salir de la cárcel de todos los monstruos de las conciencias de las personas que estaban encerrados en aquel espacio. Quería ser libre, algo le llamaba. Aquel ser era blanco, su apariencia era la de un niño de no más de 10 años. Su cara no tenía expresión y su aura hacia que todos los demás monstruos y pesadillas fueran detrás de sus pasos fascinados por aquella luz teñida con la locura, la oscuridad, y el deseo de la destrucción. Salió de la grieta que él mismo había producido y andó en una misma dirección atravesando campos, bosques, pueblos y ciudades… Todo a su paso era invadido por la ola de seres que la mente de los humanos y otros seres inteligentes son capaces de crear. Aquello caminaba sin cesar, sin nada que pudiera pararle. Evander  y otros del grupo habían estado con él… en un intento por parar su avance y cerrar la grieta. Me contó… lo horrible que era para él estar cerca de Noah, como él se había llamado. Era idéntico a mi Noah, pero cuando era niño, sencillamente igual… y no era él. Evander podía escuchar miles de voces en la mente de Noah, gritos aterradores, nombres, voces que desgarraban con su propia potencia la garganta produciendo sonidos desagradables. La mente de Evan se destrozaba y le hacía perder la conciencia, eran unas voces imposibles de apagar…¿por qué escuchaba todas esas voces en lugar de la de Noah? Era incapaz de leerle la mente como a los demás. Todo en el pequeño era así. La pesadilla era eso, una pesadilla… y su existencia demostraba algo demasiado real. Su sonrisa era macabra, sus ojos vacíos, su voz era odiosamente angelical y hermosa… y sin embargo el solo hecho de estar cerca de él… era insoportable. Mi propio sueño le había creado, mi propia pesadilla en aquel horrible coma donde luchaba por recuperarme.

Noah y yo nos encontramos después de muchos meses desde que él se creara. Creció increíblemente rápido y su apariencia cambió para convertirse en un joven que parecía ser el clon del original. Uno muchísimo más tenebroso. Cuando le vi… mi cuerpo se quedó paralizado y un miedo increíble hizo temblar mis piernas. El bello se me puso de gallina… y mis lágrimas empezaron a brotar. Me daba miedo, Noah daba un miedo que podía parar tu corazón solamente con una mirada. Jamás había visto algo tan aterrador, y sin embargo…. Ahí estábamos…. Conectados…. Si Noah fuera destruido…si hubiera una mínima posibilidad de que ocurriera, yo acabaría igual que él. A pesar de que éramos tan diferentes y de que solamente era mi pesadilla… ahí estaba, sonriendo…. Tan real que mis piernas fallaron y me caí al suelo. Noah era especial… nadie, ningún ser de las tinieblas de nuestras mentes había sido capaz de escapar de aquella dimensión por sí mismo. Noah ni siquiera tuvo que esforzarse por hacerlo.  ¿Qué es lo que había creado?... ¿Y por qué sin embargo….me sentía como si estuviera viéndome en un espejo?  

Noah rió a carcajadas, un horrible y angelical sonido que producía escalofríos, se acercó y se puso de cuclillas frente a mí. No podía evitar mirarle a la cara, estaba en estado de shock…todo en él impactaba demasiado. Era un rompecabezas.  – Escuchaba una voz, una voz en medio de la oscuridad, veía un camino que nadie más podía ver. Una cuerda que tiraba de mí todo el tiempo. Eras tú quien me llamaba, ¿verdad Rose? – Mi voz se perdió en alguna parte…y no pude contestarle, pero él no necesitaba más respuestas.

********