2.11.12

Dibujar es una pasión, no una tortura, o eso se supone.


¡Bueeeeenas! Hoy es una de esas veces en las que necesito volver a escribir algo. Ya no hablo de historias o de roles, o de avanzar ideas. Más bien, es un poco de reflexión y de pensamientos sueltos que muchas veces necesitan tomar forma de palabras para poder escapar de su cárcel

Hace varios días en los que, cuando intento dormir, a pesar de que mis ojos están apunto de girar dentro de sus cuencas para dejar paso a que la mente se desvanezca en la vigilia del sueño, no consigo dormir. El cansancio me puede, y mis ojos aún cerrados me escuecen y me piden que mi cerebro deje de funcionar, pues hay noches en las que, por mucho que intento dejar el paso al sueño, delante de mi aparecen imágenes de incontables ideas o simplemente cosas, que se pasan por delante de mi cabeza sin ningún puñetero sentido. Es curioso pero llevo unos días así… y sólo cuando ya es por la mañana, logro conciliar el sueño… para dirigirme a clase. A unas clases que, supuestamente asisto para ganarme un título que pueda servirme para hacer algo de lo que me gusta en un futuro: dibujar, colorear, diseñar, imaginar, ilustrar. Este horrible curso, que a muchos les parecerá que exagero, a mi me desmotiva y me quita las ganas de hacer algo. Muchos conocéis Wynleria's Tale, ese mundo mágico que creé hace casi un año. Pues bien, todo surgió porque esas ganas de hacer algo PARA MÍ, se revolvían como si mis tripas pidieran un buen plato de carne asada (o una pizza, también me vale) y una botella de 2 litros de Coca-Cola, como si no hubiera comido en días…o en este caso, meses. Venía dando con una idea en mi cabeza hacía mucho tiempo, quería hacer algo, y de repente me vino la idea de crear un personaje. ¿Qué quería hacer? Es curioso, pero cuando me di cuenta todos mis personajes eran relativamente “humanos”. Ninguno era por completo algo, todos tenían algo relacionado a la humanidad. Entonces pensé: ¡Qué coño!, me apetece hacer un elfo… ¡y un chico además! Así comenzó todo, Eynan quería nacer de dentro de mis ganas con una rabia tremenda, y así salió… como un reflejo de mi persona, mucho más guapo y mucho mejor que yo en todo, obviamente. Wynleria fue un arrebato, un día que busqué a las personas que consideraba que podían tener las mismas ganas que yo de un proyecto pequeño que ojalá se convirtiera en algo más grande, y les dije: ¡Voy a crear un grupo! ¿Te apuntas?

Este es el susodicho personaje, es un elfo~♥. Gracias a él nació Wynleria.

La palabra Wynleria, surgió buscando una palabra que comenzara por una letra poco usada para los nombres de historias, mundos, juegos… esa letra era la W. Es una letra bonita, tiene un sonido suave y divertido, y junto a la Y que es una letra que me parece también muy bonita, empecé a buscar variantes para lograr una cadena de sonidos agradable. La palabra Ondemon surgió pensando en seres oscuros, y la palabra demonio en inglés, le puse el “on” delante, y surgió una forma de querer decir algo que no se puede descifrar en esa palabra pero que, significa algo así como que…  “el mal siempre está activo”, que siempre está presente. Wynleria nació porque mis ganas de dibujar, de crear, de hacer un proyecto agradable que a la gente le gustase, de hacerme notar… pero fue mas importante el hecho de que quería un respiro para mí misma.
Ese curso maldito y horrendo del que os hablo me tiene muertas las ganas de continuar dibujando todos los días. Dibujo para los trabajos del colegio desde hace ya dos años, estos trabajos, puedo asegurar, ninguno de ellos, excepto uno únicamente, me ha gustado realizarlo. Ninguno ha supuesto una inspiración para mí. Para colmo, los que te enseñan este tipo de asignaturas, dibujo, diseño, historia del arte, grabado, etc. ¿Por qué todos intentan influirte? ¿Por qué todos tienen que obligarte a hacer algo que a ti no te gusta? En un trabajo, soy consciente de que muchas veces pueden encargarme realizar algo que no me guste del todo, pero aunque así sea, al menos estaría remunerada y dentro de lo que cabe, puedo elegir la técnica que mas me gusta, y mi propio estilo. Obligándote todo el año a dibujar cosas que no te gustan, que no te inspiran, que por mucho que las mires no te sale nada emocionante de dentro, no pueden esperar que la gente logre superar las pruebas como si nada. ¿Han pensado alguna vez en la diversión de cuando uno aprende solo por su cuenta?

 Dibujar es una pasión, es algo que TIENE QUE GUSTARTE, no es como las matemáticas, o geografía, o una lengua. Dibujar es algo muy especial, es tan especial como crear música. Tiene que gustarte, tienes que sentirlo, o al menos aunque no sea en su totalidad, que te den una libertad a la hora de crear algo. Para aprenderlo, tienes que pasarte horas, meses, años practicando, y especialmente, tener mucha paciencia, tener dentro de ti algo que te diga que quieres mejorar. Además, se necesita tener un grado de observación. Necesitar ver lo que estás mirando, no solamente mirar y pretender copiarlo como si nada. Necesitas memorizar y  a la vez, tener imaginación para poder recrear algo que no tienes delante… Y sin embargo, aunque tengas esto último, si lo que estas haciendo no te transmite nada durante mucho tiempo, y solo recibes críticas…Llega un momento en el que o le echas cojones y lo afrontas diciendo  “voy a ser mejor hasta que te calles la puta boca” o simplemente te cansas y abandonas mandándolo a la mierda porque ya no sabes qué más hacer. Este tipo de situaciones son las que se dan continuamente en estos casos sobre el arte. Cada uno tiene sus gustos, y hay tantas variaciones, que no puedes pretender pedirle a alguien que dibuje algo POR TI y sea exactamente lo que tú querías. Hay que pensar que esa persona no eres tú y que siempre será diferente a lo que tu mente tenía en su cabeza, a la principal idea que tenias de algo. A la hora de hacer este tipo de trabajos, hay que tener eso en cuenta, se puede ser exigente, se pueden pedir retoques, se puede… pero no te pases de la raya, porque en todo caso te pediré que te pongas tú a aprender a dibujar, porque para hacer éste trabajo, como ya he dicho, hay que echarle muchos cojones. Lo mismo hay que decir del diseño gráfico… que viene a ser otra vertiente que fatiga mucho también.
En todo caso, esto es uno de los motivos por los cuales me siento un poco mal. Quiero hacer muchas cosas, pero he de hacer otras que me niegan la diversión que el dibujo me proporciona. ¿Y lo más gracioso? Es que no he aprendido prácticamente NADA en lo que se supone que tienen que enseñarte. He aprendido más por mi cuenta y con tutoriales de otras personas como yo, en DeviantArt, que haciendo las cosas que me han pedido que haga para un curso de 10 asignaturas en el que me he pasado 10 horas en el colegio para deprimirme. Y además, otra cosa es que… me he motivado mucho más conociendo artistas en DA gracias a Wynleria, y aprendiendo de ellos, que lo que pueda haber aprendido de estos profesores. Solo puedo decir que dos de ellos me hayan enseñado algo útil para lo que yo quiero hacer. Y es una tristeza que pesa sobre este campo del arte que a pesar de ponernos profesores delante, la gran mayoría (que no todos) no sepan hacer ni una pizca de su trabajo y sean inconscientes de lo que significa “dibujar” y “crear”.

Y después de esta charla que he dado sobre cosas que pienso... poco más que comentar. Espero que me digáis vuestra opinión al respecto y si os pasa lo mismo... 

¡Besos! ~

6 comentarios:

  1. Lo de perder las ganas por dibujar al empezar a estudiar algo relacionado con ello se lo he escuchado a muchas personas, pero después de todo dibujar algo que nunca harias te saca de tu zona de confort y te hace mejorar.
    Sé que el curso es una mierda pero no hay más remedio que aguantar hasta acabarlo y conseguir eñ título ú__u...

    ¡Ánimo!~<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí...es lo tristeeee ya sabes como estoy siempre... pero no puedo evitar quejarme y demás... deberían empezar a cambiar el modo de enseñanza en el campo artístico, que rabia me da...

      Eliminar
  2. Increible... Justamente hoy estaba totalmente desmoralizada a causa que a pesar de que mi sueño es dibujar el bachillerato artistico no me llena porque me piden cosas que ademas deno gustarme siento que no me enseñan nada... Estoy en total acuerdo contigo y sinceramente, me has tranquilizado, ya pensaba que yo era un tipo de persona idiota a la que lo unico que hace es quejarse XD saber que alguien mas se siente asi es reconfortante... Gracias.
    Aun asi intentaré buscar cada minuto para soñar y dibujar con mi mundo ideal, espero que ambas nos esforzemos en no abandonar nada ^^ Mucha suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, no eres la única, como puedes ver xD Yo estoy asqueadísima, pero hago lo que puedo para aguantar. Lo importante es el curso y la experiencia que te aporta, aunque realmente solo te haga decaer... pero un día nos reiremos de esto.

      Eliminar
  3. Lo malo de los estudios es que siempre te enseñan cosas que se podrían omitir. Creo que pasa en todo tipo de estudios. Pero si tu sueño es dibujar y sacarte este título, tendrás que soportar un poco más. Tu creatividad la tendrás siempre en ti y siempre puedes ponerla en práctica (y de paso la puedes compartir con los demás en el blog, face, etc. para que también nosotros lo disfrutemos!). Piensa que el curso dura un tiempo determinado y tus creaciones las tendrás de por vida.
    Me han gustado mucho los dibujos que tienes en Wynleria's Tale! =D
    Mucho ánimo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gloom!! >///<
      Eso es cierto uwu al menos mis cosas estarán siempre ahí, y me alegro mucho de que te gusten :3

      Eliminar